SelectaHotels
2 Personas
Acomodación Especifica el número de personas y sus edades en el momento del viaje
Habitaciones:
1 Habitación
Habitación 1:
Personas
(18+) 2 Adultos
(0-17) 0 Niños
Aceptar

Blog

BLOG

Compartir:

Un hotel diferente en Holanda

Beatriz Rodriguez el 19 de octubre de 2012, clasificado bajo Algo especial.   Sin Comentarios

¿Qué dirías a un hotel íntimo, tan íntimo que solo tiene una habitación, y en el que podrías disfrutar de unas interesantes vistas de un puertecito? Suena bien, ¿verdad? En tal caso, este hotel situado en Harlingen (Países Bajos), es tu sitio. A menos que tengas miedo a las alturas, claro, porque la habitación no es otra cosa que la cabina de una enorme grúa, convertida en hotel de lujo.

Aunque conserva su aspecto industrial, se han sustituido las escalerillas por dos pequeños ascensores y se le ha dotado de todos los medios necesarios para convertirlo en una estancia cálida y acogedora.

Hotel-grúa en Harlingen (Holanda)

Por si esto no te pareciera suficiente, el hotel-grúa presenta algunas peculiaridades adicionales. Entre ellas, una de las más curiosas es que la grúa conserva su funcionalidad, por lo que se puede rotar la habitación sobre su eje y disfrutar de una panorámica inigualable, de 360 grados, nada menos. Solo necesitas manejar la palanca de mando para elegir las vistas que más te gusten.

Otro aspecto a destacar es que si un cliente padeciera de sobrepeso y el ascensor (excesivamente pequeño) no diera abasto, o simplemente no tuviera ganas de utilizarlo, podría ser izado hasta la cabina empleando el brazo de la grúa.

Unas pequeñas escaleras llevan del cuarto a la cabina directamente. Encima de la habitación hay, además, una zona para picnic. Puede que este pueblo de pescadores no despierte una gran expectación como destino turístico, pero contemplar la zona portuaria desde las alturas no tiene precio.

Visto así, tienes que pasártelo como un enano, ¿no crees? Jugando con la iluminación de la grúa, rotando la habitación sobre su eje en busca de la mejor panorámica, izando al acompañante… ¿Soy la única que ha fantaseado con la idea de entrar a la cabina de una máquina de dimensiones mastodónticas y toquetear los botones para ver qué pasa?

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar" aceptas el aviso legal

Viajeros

  • Tus reservas

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar análisis de navegación de usuarios y mostrar publicidad. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies?
Aceptar
www.s