SelectaHotels
2 Personas
Acomodación Especifica el número de personas y sus edades en el momento del viaje
Habitaciones:
1 Habitación
Habitación 1:
Personas
(18+) 2 Adultos
(0-17) 0 Niños
Aceptar

Blog

BLOG

Compartir:

Santander, la capital marinera que te atrapará

Álvaro Conesa el 22 de junio de 2018, clasificado bajo Lugares con encanto.   Sin Comentarios

Se dice que Cantabria es infinita. Al igual que su capital. Santander cuenta con una larga tradición marinera detrás basada en torno a su bahía, que lleva el mismo nombre de la ciudad. Las playas de El Sardinero impulsan desde hace largos años el turismo y el deporte santanderinos, al igual que la Playa de Los Peligros, que cobija el mayor legado marítimo de Santander: el Museo Marítimo del Cantábrico. Además, la ciudad santanderina dispone de una amplia oferta cultural, gastronómica y de ocio.

Las playas de Santander

A pesar de las frías aguas del Cantábrico, la capital cuanta con varias playas maravillosas. En el norte de la ciudad se encuentran la Primera y Segunda Playa de El Sardinero. Están separadas por los Jardines del Piquío. Entre ambas alcanzan casi los 5 kilómetros de extensión y, por tanto, de paseo marítimo. Sobre todo en la época de verano tienen una gran afluencia de turistas y de bañistas. Ambas tienen una ubicación perfecta, ya que están cerca del centro, de los Campos de Sport de El Sardinero y del Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander. En los Campos de Sport disputa sus partidos como local desde 1988 el Real Racing Club, principal equipo de fútbol de la ciudad y de Cantabria.

Otra carismática playa es la de Los Peligros. Es la más cercana en relación al centro de la ciudad. Cuenta con todos los servicios. Dispone de aparcamiento, una pasarela que llega hasta La Magdalena y plataformas flotantes para el juego. Por último, la Playa del Camello también tiene una gran historia detrás. Se caracteriza por la forma de las rocas presentes, que parecen jorobas emergiendo de la arena.

A la derecha de la Playa de Los Peligros está el Museo Marítimo del Cantábrico. Cuenta con más de 3.000 m² de exposición en torno a la vida marina y la relación que ha mantenido Santander con la mar a lo largo de la historia. Una colección que empezó a reunirse hace tres siglos. Toda ella se divide en cuatro secciones: La vida en la mar (naturaleza-biología Marina), Pescadores y pesquerías (etnografía pesquera), El Cantábrico y la mar en la historia (historia marítima) y Vanguardia tecnológica frente a la mar (tecnología marítima). La tarifa normal de cada entrada son 8€, aunque hay precios más adaptados.

El centro de Santander

El lugar más céntrico de la ciudad, a pesar de estar también cerca de la costa, se encuadra en el Ayuntamiento y su plaza. Sin duda, es el punto de encuentro para todos los santanderinos. A su espalda se encuentra el Mercado de la Esperanza. Un edificio de origen modernista, que es el lugar gastronómico más grande de Cantabria. Además, en conexión con la plaza del Ayuntamiento existen un sinfín de calles comerciales, con todo tipo de ofertas: moda, restauración, bancos, etc.

Otro recomendable lugar para visitar aprovechando la visita a Santander es la Filmoteca. Imprescindible para los más cinéfilos, pero también recomendable para todo tipo de públicos. Cada día hay diferentes películas de todo tipos de géneros, ciclos y países.

Alojarse en el entorno de Santander

Las opciones para alojarse en el centro de la ciudad marinera suelen ser caras, por eso existen muchas alternativas en las localidades de alrededor, que tienen una gran relación calidad y precio.

Uno de ellos es Rolisas, en Polanco. Una preciosa casa de arquitectura indiana del siglo XX, totalmente restaurada y adaptada las comodidades demandadas. Rosilas se encuentra a tan solo 22 minutos en coche del centro de Santander. Casi el mismo trayecto desde el Mies de Rubayo – Spa. Este hotel destinado al mayor descanso gracias al spa integrado y caracterizado por su decoración asiática, está rodeado de un paraje plenamente natural, que ofrece actividades gastronómicas, culturales, deportivas, etc.

Por otra parte, Somo es un pueblo muy especial de la Bahía de Santander e inconfundible su Posada de Somo. La posada, de decoración rústica, tiene numerosas habitaciones, un patio interior y exterior, verdes jardines… Tan solo a 9 minutos caminando de la Playa de Somo, a 6 minutos en coche de la Playa de Loredo, ambas famosas por sus prácticas de surf, y a 30 minutos de Santander. Sin embargo, existe la posibilidad de ir hasta la capital cántabra en barco y cruzar la bahía, en lugar de rodearla en coche.

Fuente: Selectahotels

La empresa Los Reginas se encarga de impulsar estas rutas en barco, que en unos 15 minutos atraviesan la bahía. Las tarifas de los billetes oscilan entre los 2,85€ de un billete de ida hasta un bono semanal de 10 idas y vueltas a 38,60€. Además de conectar Somo con Santander, la ruta en barco enlaza también con la localidad de Pedreña.

Hacia el interior encontramos otro hotel más con encanto. Se trata de la Hostería de Pomar, que se encuentra a unos 40 minutos en coche de Santander y de la costa. La hostería se encuentra en un entorno rodeado de naturaleza y tiene un gran clima durante todo el año. Su construcción, de estilo montañés, data del siglo XVII.

Recomendaciones

Rolisas

Polanco (Cantabria)

Desde 80
Parador Gil Blas

Santillana Del Mar (Cantabria)

Desde 76
Palacio Torre De Ruesga

Ruesga (Cantabria)

Desde 97

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar" aceptas el aviso legal

Viajeros

  • Tus reservas

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar análisis de navegación de usuarios y mostrar publicidad. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies?
Aceptar
www.s