SelectaHotels
2 Personas
Acomodación Especifica el número de personas y sus edades en el momento del viaje
Habitaciones:
1 Habitación
Habitación 1:
Personas
(18+) 2 Adultos
(0-17) 0 Niños
Aceptar

Blog

BLOG

Compartir:

La cocina se viste de seda para Semana Santa

Jennifer García el 15 de Marzo de 2013, clasificado bajo Algo especial.   Sin Comentarios

Cuando en España celebramos una fiesta, la mesa también parece notarlo. ¿Por qué? Porque a la mínima ocasión que tenemos la posibilidad de cambiar los platos que presiden nuestras comidas, cenas y postres, lo hacemos. Semana Santa, el Día de Todos los Santos, Navidad…son fechas concretas en las que no nos importa pasar horas en la cocina preparando nuevas degustaciones. Las fechas que se aproximan hacen prever que pronto empezaremos a ver en la mesa esos típicos platos de Semana Santa. ¿Pero qué es lo característico de cada comunidad?

Para empezar, hablaremos de un postre que da igual la situación geográfica en la que te encuentres, a lo ancho y largo del país estas semanas se disfruta. Si ves que durante unos días en la cocina hay una barra de pan que no se toca y que si te atreves a acercarte a ella tu madre te grita, no lo dudes, está pensando en hacer…¡torrijas! El postre de Semana Santa por excelencia. Ese pedazo de pan, mojado en leche, huevo y aromatizado con azúcar y canela, es especial. Un plato humilde que tiene su origen en la tentación de probar la carne durante las jornadas santas.

Torrijas

Cataluña y la Comunidad Valenciana también tienen su particular postre. La Mona de Pascua se convierte en la protagonista de las pastelerías en estas dos regiones. Si no eres de estas dos comunidades, seguramente también lo habrás visto mismamente en el supermercado. Se trata de una torta acompañada con los huevos de pascua. Huevos que además es tradición cascarlo en la frente de otra persona. Pero las auténticas están en estas dos comunidades, asique si quieres probarlas, ya sabes, sólo tienes que ir hacia el norte y este del país para disfrutarlas. Y ya que estás ¿por qué no pasar unos días en los cientos de alojamientos que hay? No es mala idea…

Las Islas Baleares y en concreto Mallorca tienen sus típicos Crespells derivado del latín crispus, que significa rizado. Tienen una textura muy similar a las galletas por lo que es normal verlo degustado por niños y mayores independientemente. Una buena opción está en disfrutarlos en el propio archipiélago. Aunque su Semana Santa no sea tan multitudinaria como la de otras ciudades, Mallorca también tiene cofradías y procesiones que sorprenden a propios y ajenos, asique ¿por qué no te animas y vives esta fiesta de forma diferente, a la vez que disfrutas de su gastronomía?

Pero no todo son postres durante la Semana Santa, también las comidas cambian. Respetando la ausencia de carne, todos los viernes a partir del miércoles de ceniza, comienzan a aparecer platos muy diferentes a los del resto del año. Y qué mejor forma para empezar con el menú que hacerlo con el tradicional potaje. Aunque el tradicional es el de garbanzos mezclado con judías, los podemos encontrar de múltiples formas dependiendo de la zona geográfica en la que nos encontremos. Espinacas, cebolla y pimentón son otros de los ingredientes que pueden hacer variar su contenido.

La sopa de ajo también adquiere protagonismo durante estas semanas. Aunque precisamente no está indicado para los viernes de cuaresma pues sus ingredientes estrella son el jamón y el chorizo. Otro plato importante es el de las patatas viudas. Cuécelas durante unas horas y añádeles un poquito de pimentón junto al aceite de oliva. Es el plato ideal para los viernes de cuaresma y el jueves y viernes santo. Además al servirse muy calientes, hace que el cuerpo coja temperatura durante estos días de frío invierno.

Terminaremos con un plato tradicional gaditano. La tortilla de camarones se convierte en la opción perfecta para comer durante la Semana Santa. Los camarones, rebozados y fritos se sirven durante todo el año, aunque adquieren más protagonismo durante la Semana Santa. Para evitar que queden muy grasientas, es recomendable dejarlas en un plato con papel absorbente para que el aceite no permanezca en la torta.

Cómo ves, nuestra gastronomía tiene recursos para todo. Da igual la fecha en la que nos encontremos que seguro habrá una cocina especial pensada para esa festividad. ¿Qué es lo que comes tú durante la Semana Santa? ¡Queremos conocer todos los platos de la geografía nacional!

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar" aceptas el aviso legal

Viajeros

  • Tus reservas

Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies?
Aceptar