SelectaHotels
2 Personas
Acomodación Especifica el número de personas y sus edades en el momento del viaje
Habitaciones:
1 Habitación
Habitación 1:
Personas
(18+) 2 Adultos
(0-17) 0 Niños
Aceptar

Blog

BLOG

Compartir:

¿Es importante la fecha del viaje para el destino que elijes?

Jennifer García el 31 de mayo de 2013, clasificado bajo Algo especial.   Sin Comentarios

No es lo mismo viajar a Cantabria que hacerlo a Cádiz. Al igual que no es lo mismo la montaña que la playa. Por esta razón, has de tener en cuenta las fechas que elijas para el destino en el que pasarás tus vacaciones.

Temperaturas altas en verano

Empezando por el norte, da igual cuál sea la comunidad o la provincia que hayas preferido, probablemente la costa cantábrica te ofrezca unas temperaturas suaves y agradables independientemente de si es junio, julio, agosto o septiembre. Incluso no te sorprendas si en estos meses las lluvias hacen acto de presencia, son habituales en esta zona las precipitaciones constantes.

Sin embargo, no todas las partes de nuestro país pueden decir lo mismo (muchos dirán incluso, ¡OJALÁ!) A medida que los meses de julio y agosto van aproximándose en nuestros calendarios, las temperaturas de la costa mediterránea, el centro y el sur van incrementándose despacio, pero inexorablemente. Por eso es precisamente con estos destinos con los que tienes que tener especial cuidado.

En España gozamos de nuestro particular triángulo de las no bermudas, porque ni las bermudas son suficientes para saciarnos del calor. Los helados, pantalones cortos y bañadores se convierten en los protagonistas de Toledo, Cáceres y Sevilla. Cada año estas ciudades registran temperaturas que sólo con escucharlas te dan ganas de derretirte. Por esa razón si tienes interés en visitar alguno de estos tres lugares, no dudes en hacerlo, nosotros incluso te invitamos a hacerlo, pero declínate por los meses de mayo o septiembre.

Destacamos sobre todo esas tres ciudades, pero los destinos del sur sin costa también son complicados de soportar en plenos meses de julio y agosto. Las temperaturas a diario superan los 38 grados y a veces, son agradecidos cuando una de ola de calor nos deja a 40 o 43 grados.

El resto de destinos, (la costa del Levante y el Mediterráneo), también sufren temperaturas elevadas, pero la cercanía de la playa y el mar, las suaviza generando otra sensación térmica, mucho más agradable que la del interior peninsular. A ello hay que sumarle que además, si el calor “apreta” siempre está ahí la playa a la que acudir y darnos un buen chapuzón. Cierto es que en el resto de España, las piscinas pueden ser una buena opción para refrescarse, pero hemos idealizado tanto a la playa que parece necesaria si de bajar el calor se trata. Es por eso que no extraña ver zonas costeras repletas de viajeros disfrutando del sol. Cualquier temporada del año es perfecta para elegir este destino.

El tiempo es un criterio bastante importante a la hora de elegir dónde pasaremos las vacaciones. Tener sol es importante, pero tampoco abusar de él.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar" aceptas el aviso legal

Viajeros

  • Tus reservas

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar análisis de navegación de usuarios y mostrar publicidad. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies?
Aceptar
www.s