SelectaHotels
2 Personas
Acomodación Especifica el número de personas y sus edades en el momento del viaje
Habitaciones:
1 Habitación
Habitación 1:
Personas
(18+) 2 Adultos
(0-17) 0 Niños
Aceptar

Blog

BLOG

Compartir:

El agua, fuente de nuestra vida

Jennifer García el 14 de Enero de 2013, clasificado bajo Algo especial.   Sin Comentarios

Agua: dícese de la sustancia cuyas moléculas están formadas por la combinación de un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno, líquida, inodora, insípida e incolora. Es el componente más abundante de la superficie terrestre y, más o menos puro, forma la lluvia, las fuentes, los ríos y los mares; es parte constituyente de todos los organismos vivos y aparece en compuestos naturales.

Agua

Así es la definición que la Real Academia Española ofrece del agua. Pero para nosotros es el líquido sin el cual no podríamos vivir. Animales, personas y plantas requerimos de ella para nuestra existencia. De hecho, en el cuerpo humano representa entre el 65 y el 75%. Aunque las cifras asustan si hablamos del espacio que ocupa en todo el planeta: más de 1.386 millones de kilómetros cuadrados.

Pero dejémonos de datos y cifras. Sabemos que es base principal de nuestra alimentación diaria, por eso hoy queremos hablar de los diferentes tipo de agua embotellada que nos podemos encontrar en supermercados o simplemente en la mesa de cualquier restaurante en función de su origen.

Agua de Manantial o agua mineral. Emana desde la superficie y se caracteriza por su peculiar sabor que dependerá del tipo de terreno a través el que ascienda hasta la tierra.

Agua del Grifo. Tras pasar por varios procesos, en el que el más importante es el de la purificación, llega a todos los hogares a través del grifo.

Agua del Glacial. Procede de gruesas masas de hielo que se encuentran en la superficie procedente de precipitaciones en forma de agua o de nieve. Quizá esta sea la más pura de todas.

Agua Purificada. Es la que más procesos de purificación sufre.

Agua del Pozo. Se encuentra alojada en acuíferos subterráneos que van formándose a partir de las precipitaciones.

La preocupación que existe por este líquido tan importante en nuestras vidas, ha llevado a que muchos restaurantes adjunten junto a la carta de platos, una de agua. Por ejemplo, hay muchos que cuentan con agua de lluvia de Tasmania o procedente de acuíferos que están muy protegidos, por lo que la extracción del líquido es complicada. A la calidad de esta bebida hay que sumarle también el diseño de la botella en que son distribuidas. Todo ello puede hacer que el precio alcance el valor de 70 euros. Un precio sólo apto por los bolsillos más preparados.

Si crees que para ti es imposible permitirte saborear este lujo, te proponemos que acudas a una de las cientos de catas que se celebran cada año en nuestro país. Este mismo 15 de enero en Barcelona tiene lugar una de ellas. Allí te enseñaran a valorar la calidad del agua en función de unas y otras características. Además descubrirás que el agua ya no es incolora o insípida, los avances en estos términos han hecho que este líquido pueda ser más duro o más blando, más o menos dulce o incluso brillante u opaco.

Sí, suena raro pero hay que estar al día de los avances en cualquier campo, y en esta ocasión le ha tocado al agua. Apúntate a una de estas actividades y verás cómo el agua no es tan simple como siempre hemos pensado.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar" aceptas el aviso legal

Viajeros

  • Tus reservas

Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies?
Aceptar