SelectaHotels
2 Personas
Acomodación Especifica el número de personas y sus edades en el momento del viaje
Habitaciones:
1 Habitación
Habitación 1:
Personas
(18+) 2 Adultos
(0-17) 0 Niños
Aceptar

Blog

BLOG

Compartir:

3 días para conocer La Alberca

Marcos Muñoz-Reja el 3 de Octubre de 2016, clasificado bajo Rutas y Escapadas.   Sin Comentarios

Situada en un lugar estratégico, a medio camino de casi todo, La Alberca es un municipio de la provincia de Salamanca de visita más que recomendable.

Se trata de un espacio ideal para una escapada, pero debido a la gran cantidad de cosas que aquí se pueden hacer y lugares para visitar, lo mejor sería aprovechar momentos como el próximo puente del Pilar para aventurarse a conocer este espectacular pueblo y sus alrededores.

ok

Para que puedan aprovechar al máximo la estancia, hemos realizado un posible plan de viaje para que no se pierdan nada de este bellísimo lugar.

Este pueblo se encuentra al norte del Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, que separa las provincias de Salamanca y Cáceres, y a unos 70 kilómetros de la frontera con Portugal.

Día 1

6204748054_c4feee2556_z

El día de llegada lo más recomendable es centrarse un poco en visitar este pueblo sin dejarse engañar, ya que pese, a su reducido tamaño, su estructura laberíntica invita a perderse por calles y plazas durante horas.

Lo que quizás más sorprende es la arquitectura, que se ha conservado en gran medida y permite apreciar las estructuras medievales y callejuelas llenas de historia. La vida del pueblo se concentra en torno a la Plaza Mayor, un impresionante espacio dominado por una gran cruz de piedra, rodeado de soportales en los que las fachadas de los comercios y viviendas son cuidados con mucho esmero conscientes del turístico lugar en el que se encuentran. En este paseo continua con la visita a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVIII y en la que, si se busca con mucha atención en la fachada, se puede encontrar una hornacina presidida por dos calaveras.

Si no están cansados de ver monumentos, en el casco histórico se pueden encontrar hasta tres ermitas de pequeñas dimensiones, las de San Antonio, San Blas y del Humilladero.

Como nota interesante, existen curiosas tradiciones que merecen la pena intentar experimentar, la primera es buscar a la conocida como Moza de la Ánimas. Se trata de una antigua costumbre por la que las mujeres del pueblo pasean por las calles al llegar la noche tocando una campana turnándose para seguir con este tradicional recorrido todos los días del año. Si se encuentra con la mujer hay que acompañarla en su recorrido en silencio y con respeto.

Otras de las tradiciones es la del Marrano de San Antonio, un cerdo que vaga por las calles de La Alberca desde el mes de junio, recibiendo comida y cuidados por parte de todos los vecinos, y que al llegar las fechas navideñas se rifa entre los vecinos.

Tras una rica cena en alguno de los muchos establecimientos presentes llega el momento de llegar a nuestro alojamiento. Si lo que desea es vivir una experiencia mágica tiene varias opciones: La Abadía de los Templarios, un espectacular hotel que ocupa un antiguo castillo y que ofrece la tranquilidad de estar a las afueras del pueblo unido a los servicios de spa en los que descansar, y el Hotel doña Teresa, donde la comodidad y la elegancia son las señas de identidad de este precioso hotel con encanto cerca de todo en el que se pueden reservar actividades muy variadas como paintball, cenas medievales en el cercano restaurante La Catedral, paseos en globo o servicio de alquiler de bicicletas.

Día 2

27013882852_e1cf68dc74_z

Tras una agradable noche en alguno de estos alojamientos y ya habiendo visitado la tarde anterior el pueblo, llega el momento de disfrutar del entorno en el que se encuentra La Alberca.

Aquí vamos a recomendar pasar el día visitando la comarca de las Hurdes en una ruta de un día en la que se combinan los viajes en coche con el senderismo.

Tras un buen desayuno hay que coger el coche durante unos 18 kilómetros hasta llegar a esta comarca en la que la naturaleza parece haberse desatado, especialmente bonita en los meses de otoño.

El punto de partida será la localidad de Riomalo de Abajo, desde donde sale un camino que conduce al famoso Meandro del Melero, un espectacular balcón desde el que observar el río Alagón.

El trayecto continúa hacia el norte, con el paso por varias localidades en las que se puede apreciar la belleza de la arquitectura hurdana conocida, como arquitectura negra, en lugares como Ladrillar o Riomalo de Arriba.

Una vez llegados a la localidad de El Gasco, es el momento de ver una de las mayores atracciones del lugar, el Chorro de la Miacera, una salto de agua de unos 100 metros al que se llega tras una caminata de aproximadamente una hora y media.

Lo normal es que si se ha realizado la ruta con calma, la noche nos alcance sin dar tiempo a nada más, pero si por cualquier situación no fuese así, en una hora y media se puede ir y volver al Volcán del Gasco, un impresionante cráter de unos 50 metros creado por el impacto de un meteorito.

Con esto habrá finalizado el segundo día.

Día 3

2364173269_a6e72fb886_z

El último día siempre es el más difícil, pero lo mejor para superar la tristeza de la vuelta es estar muy entretenido para no pensar en exceso en ese momento.

Para ello vamos a recomendar un paseo matutino por el Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia y por la tarde pasar el día en la histórica Ciudad Rodrigo.

Tras levantarse a una hora temprana para aprovechar el día habrá que ponerse en camino hacia el Parque Natural, a pocos kilómetros de La Alberca y un lugar de enorme interés no sólo por la belleza de los paisajes y la rica fauna y flora, entre la que destaca la presencia de la cigüeña negra, sino también por los restos históricos que aquí podemos encontrar como las numerosas cuevas prehistóricas a lo largo del valle, el santuario de la Peña de Francia y unas 18 ermitas, algunas en estado ruinoso, localizadas por la zona.

Se trata de un espacio en el que se pueden realizar varias rutas practicando senderismo con espectaculares paisajes.

No hay mejor forma de abrir el apetito que una mañana de ejercicio, y tras dejar el Parque Natural nos dirigiremos a Ciudad Rodrigo a comer y pasar la tarde.

Esta localidad fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1944, lo que hace intuir que la principal actividad será la visita a monumentos y edificios históricos, además de pasear por sus pedregosas calles es toda una experiencia.

Son muchos los restaurantes que ofrecen un excelente servicio y platos típicos de la región con ingredientes de primera calidad como pueden ser El Zascandil, el Mesón La Paloma o el Mesón El Charro.

Tras recuperar energías lo mejor es pasear tranquilamente observando monumentos como el famoso Verraco, una escultura zoomórfica similar a los toros de Guisando, que al igual que ellos no se le conoce función alguna.

También es recomendable visitar el Ayuntamiento, construido en el siglo XVI, el castillo de Enrique de Trastámara, actualmente Parador Nacional de Ciudad Rodrigo, o la Catedral de Santa María declarada Monumento Nacional en 1889.
Con esto finaliza la escapada a La Alberca y alrededores, una zona de enorme belleza y gran interés para personas de todos los gustos, al poderse combinar una gran cantidad de actividades al aire libre, excursiones por la naturaleza y ocio urbano viendo monumentos y edificios llenos de historia, en un visita que seguro hará desear volver a conocer todo lo que no haya dado tiempo a ver.

Recomendaciones

Grand Hotel Don Gregorio

Salamanca (Salamanca)

Desde 163
El Rincón De Castilla

Puerto De Bejar (Salamanca)

Desde 80
Hotel Palacio De San Esteban

Salamanca (Salamanca)

Desde 85

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar" aceptas el aviso legal

Viajeros

  • Tus reservas

Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies?
Aceptar